Para los cuartos de final de la Copa América 2015 ha llegado un invitado incómodo: la excesiva contaminación, que ocasionó que las autoridades chilenas declararan emergencia ambiental en la Región Metropolitana, donde se ubica Santiago, capital de aquel país.

La situación no es menor, si se toma en cuenta que es la primera ocasión desde 1999 que la nación sudamericana se ve obligada a decretar esta emergencia. Como consecuencia más de tres mil empresas contaminantes tuvieron que cerrar y el 40% de los 1.7 millones de automóviles que existen en Santiago no circulará.

Mala calidad del aire en Chile pone en riesgo a los futbolistas de la Copa América

Para Luis Díaz Robles, experto en ingeniería ambiental y académico de la Ingeniería Química de la Universidad de Santiago de Chile, el conflicto puede convertirse en un problema para los futbolistas y los aficionados.

"El riesgo de un problema respiratorio provoca pérdida de capacidad aeróbica, lo que ocasiona una menor eficiencia en los partidos", indicó el catedrático a Publimetro Chile.

Díaz Robles fue contundente al aseverar que si él fuera uno de los jugadores que estarán expuestos a la excesiva contaminación y tuviera el conocimiento de que las partículas en suspensión de 2.5 micras (100 veces más delgadas que un cabello humano) son tan pequeñas que viajan a los pulmones, no participaría en el torneo. "Me negaría a seguir en la competencia", aseguró.

Por si fuera poco no se esperan precipitaciones en Santiago. De acuerdo al portal "Weather.com" no lloverá en Santiago hasta el próximo 1º de julio, situación que complica que se pueda limpiar el ambiente.

El primer partido de cuartos de final entre el anfitrión Chile y su similar de Uruguay se celebrará en el Estadio Nacional, de la capital chilena, donde se encuentran los más altos niveles de contaminación. En ese mismo inmueble se llevarán a cabo un partido de semifinales y la gran final.

A pesar del problema, aunque las autoridades han restringido las actividades deportivas al aire libre, lo que resta del mejor torneo de selecciones de América no será suspendido ni cancelado.

"La Copa América responde a compromisos internacionales de Chile, por lo que no se puede ni debe suspender", indicó el intendente de la Región Metropolitana de Santiago, Claudio Orrego.