La versión más despiadada de Marc Gasol en la temporada destrozó este sábado a los New York Knicks gracias a una actuación hercúlea: 37 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 3 tapones.

Hasta tal punto se quedó a gusto el pívot español de los Grizzlies que ningún jugador de Memphis registraba una anotación semejante en casa desde que Pau Gasol hiciera 44 tantos en marzo del 2006.

La magnánima exhibición de Marc –15 de 29 en tiros de campo, un pulido 51,7 por ciento en tiros de campo– sirvió para que su equipo dejase atrás a los Knicks (103-95), donde no pudo jugar Carmelo Anthony debido a problemas en el tobillo.

La de ayer fue la mejor segunda mejor anotación de la temporada para Marc Gasol, después de hacerles un descosido a los Pelicans con 38 tantos en diciembre.

Mala racha

La soberbia actuación del jugador de los Grizzlies sirve también para volver a levantar la liebre de su perspicacia hacia el aro, ya que en los últimos partidos estaba algo encallado: 7, 8, 12, 1, 20 y 19 puntos respectivamente.

Con la victoria, los Grizzlies se sitúan con un récord de 23-19, a rebufo absoluto de los Mavericks (23-18).