El poder de la ofensiva de los Marlins de Miami y los Cardenales de San Luis se hizo sentir en la jornada del béisbol profesional de la Liga Nacional y fueron los grandes protagonistas con los sendos triunfos que consiguieron.

La combinación del bateo explosivo del jardinero de origen puertorriqueño Giancarlo Stanton y el dominicano Marcell Ozuna permitió a los Marlins vencer por paliza de 10-3 a los Mets de Nueva York.

Stanton pegó un jonrón para coronar un racimo de siete carreras en la segunda entrada frente al abridor Steven Matz, y los Marlins propinaron al novato su primera derrota en la campaña regular.

Matz (0-1) se llevó la derrota aunque sólo duró una entrada y dos tercios.

También Ozuna botó la pelota fuera del parque y bateó además un doble para salir de un bache que tenía a la hora de hacer contacto con la pelota.

El cubano Adeiny Hechavarría remolcó tres carreras como octavo bate para completar la noche estelar de la ofensiva de los Marlins.

Todos los jugadores de los Marlins para el sexto episodio, salvo el pitcher, habían conectado al menos un imparable y anotado una carrera.

Chris Johnson se embasó cuatro veces en su primer juego de inicio por Miami, mientras que J.T. Realmuto aportó tres de los 15 imparables del equipo.

El venezolano Martín Prado pegó dos sencillos y dio dos bases por bolas en un partido que duró tres horas y 45 minutos.

Pocas personas se quedaron en el graderío del Citi Field hasta el final.

El relevista Chris Narveson (1-0) estuvo seguro en una entrada y un tercio de trabajo que le permitió quedarse con el triunfo después retirar a dos bateadores rivales por la vía del ponche.

La aportación ofensiva de los bateadores latinos de los Marlins dejó a Ozuna al frente después de irse de 6-2 con una anotada y una producida, mientras que Prado tuvo de 3-2 con una anotada y Hechavarría de 4-1 con una anotada y tres impulsadas.

El abridor Michael Wacha trabajo seis entradas en las que espació cuatro imparables sin anotación y los Cardenales comenzaron a encontrar su mejor producción ofensiva al vencer por paliza de 10-1 a los Cerveceros de Milwaukee.

Si Wacha dominó desde el montículo el ataque explosivo lo presentó el novato Jeremy Hazelbaker al irse de 4-4 con un triple, un doble y un elevado de sacrificio, para poner en .526 su promedio de bateo.

Otro novato, el cubano Aledmys Díaz, disparó un par de dobletes para irse de 5-3 con dos anotadas y una impulsada que también ayudaron a la causa de los Cardenales.

El receptor puertorriqueño Yadier Molina, que tuvo de 4-3, conectó tres imparables, produjo un par de carreras, pisó una vez la registradora y se robó una base ante el abridor Taylor Jungmann (0-1), que sería el que cargase con la derrota.

Mientras que Randal Grichuk empujó su primera carrera de la temporada al conectar un doble.

Lou Brock, miembro del Salón de la Fama, realizó un lanzamiento ceremonial perfecto a su excompañero Ted Simmons, antes del partido, aunque le quedó a mitad de distancia entre el montículo y el plato.

El pasado octubre, el excampeón de robos sufrió la amputación de la pierna izquierda, por debajo de la rodilla. Utiliza una prótesis.

Wacha (1-0) retiró a siete bateadores por la vía del ponche y dio una base por bolasrecetó siete ponches, dio un boleto, y los cuatro imparables que permitieron fueron todos sencillos.

El venezolano Alexi Amarista realizó un toque suicida en la séptima entrada, para impulsar la carrera de la ventaja, y los Padres de San Diego derrotaron 4-3 a los Filis de Filadelfia, que perdieron en el partido Inaugural de la temporada como locales.

Will Myers conectó un jonrón solitario por los Padres, que se beneficiaron de una extraña doble matanza y de dos revisiones de la repetición en vídeo.

Kevin Quackenbush (1-0) ponchó al único bateador al que enfrentó para llevarse la victoria después de que el abridor Andrew Cashner recibió tres carreras en poco más de cinco entradas y se fue sin decisión.

El cerrador dominicano Fernando Rodney trabajó sin problemas la novena entrada y consiguió su primer rescate con su nuevo equipo de los Padres.

Brandon Finnegan lanzó sin admitir imparable durante seis entradas y dos tercios por los Rojos, antes de permitir un sencillo de David Ross y de que Addison Russell sacudiera un jonrón de tres carreras frente a un relevista, para que los Cachorros de Chicago viniesen de atrás y venciesen 5-3 a Cincinnati.

En el primer duelo de los Cachorros como locales en esta campaña, el sencillo de Ross dio inicio a un racimo de dos carreras. Jason Heyward redujo la desventaja de Chicago a 3-2 mediante un sencillo con las bases repletas ante Tony Cingrani.

Al caer a una marca de 0-6 por primera vez en casi 30 años, los Bravos de Atlanta perdieron 6-4 ante los Nacionales de Washington, que con una noche de cuatro imparables y dos remolcadas del receptor venezolano Wilson Ramos salieron adelante tras una floja apertura de Max Scherzer.

Con una semana de descanso, Scherzer (1-0) se llevó el triunfo pese a permitir sendos dobles de dos carreras a A.J. Pierzynski y Nick Markakis en los primeros dos episodios. El derecho cubrió seis entradas y no permitió que Atlanta volviera a anotar.

El venezolano Ramos remolcó la carrera decisiva ante Bud Norris (0-2) en el quinto, quebrando un empate 4-4. Añadió una carrera más con un sencillo remolcador ante Alexi Ogando en el séptimo