Marcin Gortat causará baja durante al menos dos partidos, tal y como publica Jorge Castillo en The Washington Post. El pívot viajará a su Polonia natal para visitar a su madre, que ha sido hospitalizada.

Gortat recibió las noticias el martes antes del partido entre Washington Wizards y Cleveland Cavaliers. Lo jugó y aportó 15 puntos, 11 rebotes y 4 tapones. El miércoles volvió a vestirse contra los Lakers y repitió doble-doble con un 18-10. Sin embargo, ha llegado la hora de hacer un alto y se perderá como mínimo los choques ante Suns (viernes) y Mavericks (domingo), siendo duda para estar el lunes en la visita a Miami.

Los Wizards van a tener que hacer frente a una baja que no podía llegar en peor momento. Con un juego interior muy debilitado, la franquicia cortó esta semana a Martell Webster para poder firmar a Ryan Hollins. Nené Hilario y Drew Gooden siguen sin estar disponibles  y las opciones son escasas, pese a que el segundo debería volver pronto a las canchas.

DeJuan Blair y Kris Humphries tendrán que asumir galones. Blair lleva tres partidos sin jugar y solo ha tomado parte en seis durante la temporada y Humphries ha estado haciendo de ‘4’ abierto hasta que Jared Dudley le ha quitado el puesto. Además, Humphries está teniendo problemas a la hora de adaptarse a jugar de pívot pese a que el coach Randy Wittman insiste en que lo seguirán intentando por necesidad.

Como último recurso, los Wizards podrían hacer uso durante buena cantidad de minutos de un small-ball extremo como el que tuvieron en pista contra los Cavs (con un +/- de +3 en 9 minutos). En él, el ‘5’ sería Dudley con sus 2,01 metros de altura. Wittman aseguró que no sería un quinteto muy común pero sus declaraciones llegaron antes de perder, aunque  de manera temporal, a Marcin Gortat.