Al lanzador Marco Estrada le sobraban opciones luego de destacarse por los Azulejos en el 2015. Pero en resumidas cuentas, lo que el mexicano más deseaba era estabilidad a largo plazo en Toronto.

Luego de coquetear brevemente con la agencia libre, el mexicano firmó el viernes un contrato de dos años y US$26 millones con los Azulejos al acercarse el plazo para aceptar la oferta calificada de US$15.8 que le había hecho Toronto o probar suerte en el mercado. Aunque resultó ser más corto de lo que se esperaba, el contrato garantiza que Estrada será parte del equipo que pretende volver a los playoffs luego de coronarse campeón del Este de la Liga Americana en el 2015.

"Considero que se trata de una oferta bastante justa", declaró Estrada en la rueda de prensa en la cual se anunció el acuerdo de manera formal. "Estoy muy contento con el contrato y mi familia también lo está. Piensas en todo el dinero de la oferta calificada, pero quería seguir aquí por varios años, y simplemente estoy contento de que me dieron años".

"¿Qué si hubiera conseguido un contrato más largo en el mercado? Quizás, pero quería permanecer con este club".

Estrada, de 32 años de edad, hizo 34 presentaciones (28 aperturas) por los Azulejos la temporada pasada en las cuales registró foja de 13-8 con 3.13 de efectividad en 181 episodios. Encabezó el Joven Circuito con un promedio en contra de .213 e impuso marcas personales en victorias, entradas e imparables por cada nueve entradas (6.7). En la postemporada, el oriundo de Sonora tuvo récord de 2-1 con un promedio de carreras limpias de 2.33 en tres aperturas.

El único factor en contra de Estrada era la oferta calificada, la cual significaba que para firmarlo, otro equipo hubiese tenido que ceder una selección en el draft amateur. Eso suele afectar el valor de un jugador de manera negativa.

"Marco fue una pieza muy importante de nuestro éxito este año", señaló el gerente general interino de los Azulejos, Tony LaCava. "Comenzó el año en el bullpen, pero luego de integrarse a la rotación, siguió adelante todo motor. Tuvo un gran desempeño y fue un gran compañero. Es el ejemplo que queremos que todo jugador de los Azulejos ponga".

La decisión ayuda a estabilizar el cuerpo monticular de Toronto. La rotación del club podría consistir de Marcus Stroman, Estrada, R.A. Dickey, Drew Hutchison y posiblemente Aaron Sánchez o el mexicano Roberto Osuna, pero el club sigue explorando maneras de reforzarse mediante canjes o la agencia libre.

Contar con Estrada le permite a LaCava ser más paciente con su búsqueda.

"Habrá muchas cosas positivas en nuestro futuro", indicó Estrada. "Estoy muy entusiasmado por comenzar la próxima temporada. La mayoría de nuestro equipo seguirá intacto. La verdad estoy agradecido por la oportunidad y estoy listo para arrancar".