Marcos Kwiek es el brasileño que mejor conoce el mangú. Después de todo, lo pueden invitar a cenar a la casa de más de 24 volibolistas. Algunos tienen esa suerte.

Pero no todo es ventaja para el entrenador del equipo nacional de voleibol femenino. Solo 12 jugadoras van al roster y apenas seis pueden estar juntas en la cancha. Elegir, distribuir, organizar tanto talento es su principal disyuntiva.

En esta etapa,  a seis semanas del inicio del repechaje Preolimpico Mundial, las jugadoras están llegando de las ligas en las cuales reforzaron a nivel profesional y es tiempo de evaluar salud y  nivel de juego.

“Las que ya están en Santo Domingo están bien. Las que están llegando de la liga son las que vamos a evaluar. Mientras vayan llegando vamos a ver como están para definir el equipo”, planteó. Las “Reinas del Caribe” buscarán uno de los tres puestos a los Juegos Olímpicos que se disputarán en Tokio, Japón, entre el 28 de mayo y el 05 de junio.      

Algunas todavía están jugando. “Van llegando según terminan sus compromisos. Por ejemplo, Brayelin (Martínez) ya vino de Italia, pero Cándida (Arias) sigue allá porque su equipo sigue en playoff”, explicó. 

 Cada caso amerita una evaluación profunda para evitar lesiones. “Hicieron su preparación para llegar al tope durante el torneo. Ahora no queremos que bajen mucha (carga), pero eso lo va a determinar la evalución de cada jugadora”, apuntó.

Este proceso disficulta los fogueos. “La idea es llegar a japón un  buen tiempo antes del torneo y buscar fogueos allá. No es lo ideal peor es lo que tenemos”, advirtió.  Recordó que se trata de un torneo complicado. “Son ocho equipos para tres plazas. Dominicana está entre los mejores, pero depende de como llegue cada equipo a este torneo”.  República Dominicana competirá con las selecciones de Italia, Japón, Kazajistán, Holanda, Corea del Sur, Perú y Tailandia.

El país jugó en las olimpiadas de Atenas 2004 y Londres 2012, ocupando la quinta posición en esta última versión.