Con una vistosa ceremonia la Liga Pimentel inauguró el pasado sábado su XX Torneo Interno Invitacional de Béisbol, con una especial  dedicatoria a don Juan Marichal, Inmortal de Cooperstown; jardinero Nelson Cruz, de los Marineros de Seattle, y a tres de sus jugadores que dieron el paso al profesionalismo éste mismo año.

Marichal recibió una placa de reconocimiento y realizó el lanzamiento de la primera bola, al tiempo de instar a los atletas a estudiar y seguir practicando beisbol, por entender ambos van tomado de la mano.

“Me siento sumamente satisfecho en que un joven preocupado por el desarrollo de la niñez y la juventud como Cristian Pimentel me haya tomado en cuenta para dedicarme este emotivo  torneo”, dijo agradeció Marichal.

Asimismo,  el también inmortal del deporte dominicano felicito a Pimentel por el trabajo que por 20 años ha venido llevando a cabo forjando jóvenes valores para el beisbol. “No hay duda que Pimentel es un ejemplo a seguir por otros dirigentes”, exclamo.

En su discurso, luego de recibir una placa de reconocimiento, Marichal aconsejo a los jóvenes a no desmayar en alcanzar sus sueños dorados de convertirse en peloteros profesionales. “Nunca decir yo no puedo, sino esforzarse y luchar por lo que quieren y al final serán bendecido por Dios. Y sobre todo entender que en beisbol es un trabajo”, afirmo.

De su lado, el dirigente Cristian Pimentel, presidente de la entidad organizadora que lleva su nombre y apellido, se sintió agradecido por Dios por darle una vez más la oportunidad de celebrar un aniversario  de su liga.

“En nombre de nuestro comité ejecutivo quiero decir que nos sentimos altamente honrado al poder reconocer hoy al mas grande lanzador que ha dado la Republica Dominicana, nos referimos a don Juan Marichal”, afirmo con sonrisa de júbilo el dirigente.