El béisbol y el softbol han sido parte vital de la vida de Mario Asencio y no precisamente por desempeñarse como jugador o dirigente, sino por su ardua labor de más de 40 años anotando partidos de estas disciplinas deportivas.

Asencio, mejor conocido como “Conejo”, cuenta con 44 años de experiencia, en los que ha trabajado en la Liga Dominicana de Béisbol (Lidom), en la Liga de Verano, así como en las ligas de Edesur, Aborigen, Asoprobi y en la actualidad en el torneo de la Liga de La Farándula en softbol, entre otros importante eventos de estos deportes.

Ya como anotador oficial, Asencio tuvo que demostrar su capacidad en los Juegos de la Policía Nacional en 1973.

Su primera experiencia en este oficio al nivel internacional fue como ayudante de anotador en los  juegos Centro Americanos y del Caribe, que se celebraron en el país en el año 1974.

Mario reveló a Metro que “una de las jugadas más difíciles que como anotador uno debe cantar son las interferencias del infield y de los corredores”

La dificultad, según las palabras del veterano de mil batallas en esta función, es que el jugador siempre se resiste a aceptar que ha cometido la interferencia.

El partido más dramático en el que recuerda haber accionado en el béisbol de invierno en el país, fue un enfrentamiento entre los Tigres del Licey y los Gigantes del Cibao, el cual se fue extraining, finalizando pasada las tres de la mañana, con una victoria para los azules.

Sobre las cualidades que debe tener una persona para desarrollar este oficio “es tener pleno conocimientos del juegos, sea béisbol o softbol” concluyó Asencio.