El atacante italiano se nota cómodo en su renacimiento en tierras francesas. Ha tenido un buen inicio de temporada con el OGC Niza y disfruta de la vida.