Durante los últimos dos años, los Mets han pregonado paciencia con la evolución de Matt Harvey, en ocasiones en contra de la voluntad del propio serpentinero. Cada decisión y cada paso que el club ha tomado con el lanzallamas ha sido con un objetivo: Tenerlo en salud para una serie de postemporada.

El momento al fin ha llegado.

Faltando 10 días para que se cumpla el segundo aniversario de su cirugía Tommy John, Harvey estará en la lomita por Nueva York en el Juego 3 de la Serie Divisional de la Liga Nacional, que se traslada al Citi Field de Queens a partir del lunes. Brett Anderson abrirá por los Dodgers.

En cuatro salidas de por vida ante Los Ángeles, Harvey ha registrado foja de 1-2 con promedio de carreras limpias de 4.50. Esta temporada, tiene marca de 1-1 con efectividad de 3.75 en dos aperturas ante los pupilos de Don Mattingly.

"Es emocionante", dijo Harvey. "Obviamente, cuando me enteré de que iba a abrir el Juego 3, se sabía que íbamos estar [arriba] 2-0, [empatados] 1-1 o abajo dos juegos y necesitados de un triunfo. Por lo tanto, sin importar cómo salieran las cosas, todos estábamos emocionados por volver a casa".

Pero a principios de septiembre, estuvo en duda que Harvey subiera a un montículo en octubre. Fue en ese momento que el pitcher, haciendo eco de los comentarios de su representante Scott Boras, declaró que el cirujano James Andrews le había aconsejado un límite de 180 innings de labor para la temporada y no dio garantía de que lanzara en los playoffs si los Mets calificaban.

A fin de cuentas, los Mets y el serpentinero dieron la impresión de haber llegado a un acuerdo. Las últimas aperturas de Harvey en la temporada regular fueron abreviadas, y el diestro terminó la campaña con 189.1 entradas de labor. Para los playoffs, los Mets anunciaron que limitarían las salidas de Harvey, pero no sus innings ni su número de lanzamientos. Una vez que decidieron que lo usarían solamente una vez en la primera ronda, lo programaron para el Juego 3.

"Ahora mismo, necesitamos que Matt Harvey dé la cara y lance como sabemos que es capaz de lanzar", dijo el capataz de los Mets, Terry Collins. "Cuando tomamos la decisión de mandarlo a la lomita [para el lunes], y lo decidimos hace mucho tiempo, fue porque considerábamos que sería el juego más crucial de la serie y ése es el caso".

Harvey volvió a generar titulares el martes, cuando se perdió una práctica de los Mets en el Citi Field y fue multado por el equipo. Ante tal controversia, su actuación en el Juego 3 podría ser clave para su imagen ante los ojos de la fanaticada.

De su parte, Harvey asegura que el "drama" ha quedado atrás.

"Todo eso lo hemos resuelto internamente", dijo el lanzador, quien registró foja de 13-8 con efectividad de 2.71 en 29 aperturas en la temporada regular por los Mets. "En cuanto a seguir adelante se refiere, lanzar un bueno juego, lanzar mi juego es lo único que tengo en la mente. Y creo que eso es lo único que el equipo tiene en la mente".