El 13 de mayo de este año, en lo que fue apenas su séptima apertura de Grandes Ligas luego de someterse a una cirugía Tommy John en octubre del 2013, Matt Harvey blanqueó a los Cachorros en el Wrigley Field durante siete entradas, pero salió sin decisión en una derrota de los Mets.

El conjunto de Queens espera que el sábado, el diestro sea capaz de volver a maniatar a los pupilos de Joe Maddon como lo hizo en aquella ocasión.

Harvey estará en el montículo por los Mets para el Juego 1 de la Serie de Campeonato de La Liga Nacional, que arranca en el Citi Field el sábado. Jon Lester abrirá por Chicago.

El lanzallamas de Nueva York está bien consciente de que la ofensiva es un punto fuerte del juego de los Cachorros.

"Creo que sea cual sea [el equipo contrario], a estas alturas de los playoffs, uno se pone a buscar posibles amenazas y motivos por los que llegaron hasta aquí, y obviamente su ofensiva ha demostrado que es la razón principal", dijo Harvey acerca del lineup de Chicago. "Fuera [del abridor Jake] Arrieta, quien obviamente ha tenido un desempeño estupendo esta temporada, su ofensiva es lo que más ha llamado la atención.

"Obviamente, hemos revisado su alineación y creo que estamos a la altura del reto".

En su debut de postemporada el lunes pasado en el Juego 3 de la Serie Divisional de la Liga Nacional ante los Dodgers, Harvey cedió dos carreras limpias y ponchó a siete bateadores en cinco entradas de labor. Aunque se apuntó la victoria, no quedó conforme con su actuación, y espera ser aun más "tacaño" a la hora de permitir anotaciones en esta ocasión.

Harvey considera que lanzar con descanso regular podría marcar la diferencia, ya que cuando se subió a la lomita ante Los Angeles, no lanzaba desde el 3 de octubre.

"No estoy poniendo los 10 días libres como excusa, pero en la recta final tuve 10 días libres aquí, 10 días libres allá, y como lanzador y abridor, tratar de mantener una rutina cuando eso pasa es difícil", dijo el lanzador. "Creo que lo que más me emociona es tener la oportunidad de volver a estar ahí y tener una rutina y un período de descanso normal. Definitivamente estoy entusiasmado".

El manager de los Mets, Terry Collins, hizo eco de las palabras de Harvey: "Creo que está listo. Sé que físicamente, su brazo está bien, y ahora, con una rutina más consistente, creo que lanzará bien".

Los períodos de inactividad de Harvey se debieron en parte al intento del equipo por hallar un balance entre tenerlo disponible en los playoffs y limitar su carga, ya que en septiembre, el pitcher y su representante Scott Boras declararon que el cirujano James Andrews le había recomendado no pasarse de 180 innings de labor esta temporada. Incluso, se dudaba que Harvey estuviese disponible para la postemporada si los Mets avanzaban. Al final, las partes llegaron a un acuerdo. Harvey terminó trabajando 189.1 entradas en la campaña regular y el equipo indicó que limitaría sus salidas en los playoffs, pero no sus cantidad de pitcheos ni su número de innings.

De su parte, Collins ha dicho confiar en que usará a Harvey más de una vez en la serie al mejor de siete juegos de ser necesario, pero el gerente general Sandy Alderson no dio garantías al respecto.

"Como hemos dicho desde un principio, es cuestión de una presentación a la vez y ver cómo se siente. Es algo que vamos a determinar después de su primera apertura [el sábado]", dijo el ejecutivo. "Ya veremos. Dado que lo vamos a usar en el Juego 1, se supone que va a lanzar más de una vez en la serie, pero no hemos tomado esa decisión".

En la temporada regular, Harvey tuvo foja de 13-8 con efectividad de 2.71 en 29 aperturas por los Mets.