Saber aprovechar las oportunidades es la clave del éxito para un atleta sin importar el deporte y esto es lo que ha hecho el jardinero de los Tigres del Licey, Mel Rojas Jr., en lo que va del mes de noviembre en el torneo de béisbol invernal dominicano.

Rojas Jr. ha tenido un buen desempeño en lo que va de temporada, acumulando un promedio de bateo de .348 en 12 partidos, en los que ha agotado 48 turnos al bate, números que se han visto reforzado con una mayor oportunidad de juego durante este mes.

En el mes de octubre, Rojas solo participó en tres partidos en los que tuvo ocho turnos al bate y conectó un solo imparable, pero en lo que va de noviembre ha jugado en nueve encuentros y ha disparado de hit en ocho de ellos para totalizar 15 en 38 veces al bate para un average de .394, siendo un factor para que los Tigres tuvieran registro de 7-2 en esos encuentros.

Su trabajo en los nueve juegos que ha actuado ha sido tan destacado que en cinco de ellos conectó dos o más imparables (dos de tres hits y tres de dos incogibles). En este tramo el jardinero azul conectó cinco extrabases, entre ellos cuatro dobles y un triple.

La producción de carreras también ha estado latente en su desempeño, ya que remolcó ocho carreras y anotó seis. Dentro de su accionar productivo se destaca el triunfo 8-1 de los Tigres sobre los Leones del Escogido, en el cual bateó de 5-3 con un doble, un triple y cuatro remolcadas.

Con Rojas Jr. en la alineación los felinos anotaron cuatro o más carreras en cinco partidos; en cuatro de ellos pisaron el home en ocho ocasiones y solo en un duelo anotaron menos de tres vueltas (una derrota 5-2 ante los Toros del Este).

A pesar de que no ha tomado todavía su primera base por bolas, ni tampoco ha enviado la pelota fuera del parque en el campeonato ante del juego de este miércoles, Rojas posee un porcentaje de embasarse de .348 y un slugging de .478, muestra de la consistencia con la que ha logrado conectar de hit y de la contundencia con la cual ha estado conectando la pelota.

Mel ha aprovechado las oportunidades que ha tenido  con el madero, contribuyendo  en esta etapa para colocar a los Tigres en la segunda posición del torneo con marca de 12-8, y demostrando que es un pelotero de valia en el terreno de juego con los Azules.