Las redes sociales cambiaron la forma de comunicarnos y eso incluye la diversión en forma de sátira que representan los memes.  

Se trata de contenidos producidos por y para la red que se extienden de forma viral. Son fáciles de replicar y sirven para promover ideas o simplemente divertir.

En el béisbol invernal, los equipos que caen en los últimos lugares son las víctimas favoritas para “Memes Lidom”, una página de Facebook que crea y replica estas caricaturas, divertidas para los contrarios pero con potencial ofensivo para el protagonista, ridiculizado en la mayoría de los casos.

Las Águilas Cibaeñas, ocupantes del último lugar, tienen el dudoso honor de protagonizar un alto porcentaje de los memes de la presente temporada, así como Escogido y Licey fueron las víctimas en el pasado torneo.

Los fanáticos tuiteros mandan hasta el punto de alentar despidos de dirigentes y el envío de jugadores al banco, y hasta a su casa. Si las redes sociales pueden hacer temblar a los gobiernos, imaginen lo que pueden hacer con el fanatizado mundo deportivo.

Un jugador que ha sido atacado duramente por los memes es TJ Peña, relevista de las Águilas Cibaeñas, quien habló con Metro sobre su manera de lidiar con los ataques.

“Tu sabes que el fanático tiene todo el derecho a criticar, sepan o no de béisbol, y uno no le da mente a eso”, explica el hijo del legendario ex receptor y dirigente Tony Peña.

“He visto cosas que se refieren a mí en las redes. Mi papá me ha enseñado que debo utilizar eso como motivación”, apunta el lanzador derecho que inició su carrera como torpedero.

“Sé que he hecho buen trabajo y no me dejo juzgar por personas que no saben de béisbol”, concluyó TJ, hermano del actual receptor aguilucho Francisco Peña.

TJ tiene récord de 1-2 y siete salvamentos con efectividad de 3.05 en 21 presentaciones. Ha cedido 10 carreras (siete limpias) y 22 hits con 24 ponches y 12 boletos en 20.2 entradas.