El alemán Nico Rosberg (Mercedes) ganó el Gran Premio de Abu Dabi, el último de la temporada de la Fórmula Uno, que desde hacía tres carreras se había adjudicado matemáticamente su compañero inglés Lewis Hamilton, segundo ayer en el circuito de Yas Marina.

Rosberg, de nuevo subcampeón –igual que en 2014–, logró su sexta victoria del año, en una carrera en la que el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) fue tercero y capturó el cuarto puesto en el campeonato, por detrás de su compañero de equipo alemán Sebastian Vettel, quien acabó en la cuarta posición ayer.

Hamilton logró su tercer título, al revalidar el del año pasado y después del obtenido en el 2008, con McLaren, con un total de 381 puntos, 59 más que Rosberg y 103 por encima de Vettel.

Mercedes, que había revalidado el título de constructores en el pasado Gran Premio de Rusia, con cuatro pruebas por disputar, cerró su segundo año triunfal con dos nuevos récords, al firmar su 12vo un-dos del año y alcanzar un total de 703 puntos en la clasificación por equipos, en la que superó por 275 a Ferrari.