La Audiencia de Barcelona condenó a 21 meses de cárcel al futbolista internacional argentino del FC Barcelona Leo Messi y a su padre por haber defraudado 4,1 millones a Hacienda, mediante un entramado de sociedades interpuestas, pero podrán evitar la cárcel al no ser una pena superior a los dos años.

En la sentencia, que se puede apelar ante el Tribunal Supremo, la sección octava de la Audiencia de Barcelona recrimina a Messi que optara por una “ignorancia deliberada” sobre la gestión de sus ingresos por la explotación de sus derechos de imagen, ante la “sospecha justificada” de que el entramado societario del que se valía no era “claro y nítido”. “Quien ha tratado de eludir la norma, por el camino que sea, no puede resultar beneficiado por ello, amén de que con la impunidad en esos casos se dirige a la ciudadanía el mensaje de que es preferible inhibirse que preocuparse”, sostiene el fallo.

Lionel Messi y su padre recurrirán al Tribunal Supremo la condena porque sus abogados consideran que la sentencia “no es correcta” y, añaden que ésta “es casi simbólica, dada la pena impuesta”. En un escrito remitido a los medios, la familia Messi y sus abogados señalan lo siguiente: “Después de conocer los detalles de la sentencia judicial, los abogados de Leo Messi y Jorge Messi han manifestado que consideran que la sentencia no es correcta, pero centra el debate de tal forma, que parece claro que el recurso que va a ser interpuesto acabará por dar la razón a la defensa”.

“En cualquier caso, para los juristas, la sentencia impone una sanción casi simbólica (7 meses por cada delito fiscal), puesto que la cantidad que la Agencia Tributaria reclamaba ya se abonó en su día”, añade.

El FC Barcelona ha expresado su apoyo a la estrella azulgrana y a su padre y ha apuntado, en concordancia con el criterio de la Fiscalía –que exculpó al futbolista–, que el jugador “ya regularizó su situación” ante la Agencia Tributaria.

Condenan a Oscar Pistorius

El atleta Oscar Pistorius fue condenado a seis años de prisión por el asesinato de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, delito para el que la Justicia sudafricana prevé un mínimo de quince años de cárcel.

El fallo sustituye a una sentencia inicial de cinco años por un delito de homicidio imprudente que le impuso la jueza Thokozile Masipa, la misma que le ha condenado a un año más por un delito mucho más grave.

En su primera resolución, la magistrada interpretó que Pistorius, que el 14 de marzo de 2013 disparó cuatro veces a través de la puerta de un cuarto de baño “minúsculo” y “sin escapatoria”, no tenía intención de matar. El Tribunal Supremo revocó esa sentencia creyendo que tuvo una clara intención de matar a la persona que había detrás de la puerta, supiera o no de quién se trataba. 

“Soy de la opinión de que una larga sentencia no sería apropiado”, consideró la jueza  sobre la condena, de seis años que se le aplicará a Pistorius.