Al día siguiente de que Bartolo Colón abandonara su salida ante los Reales en el primer inning el martes luego de ser golpeado en el pulgar derecho por una línea, la inflamación había mermado hasta el punto de que los Mets confían en que el quisqueyano hará su próxima apertura ante los Bravos el domingo.

"Está bastante bien", dijo el capataz Terry Collins, con respecto a Colón. "Le queda algo de inflamación, pero tiene buena flexibilidad, buena fortaleza. Ahora mismo, esperamos que él abra el domingo".

No obstante, como precaución luego de haber utilizado a cinco relevistas el martes, los Mets subieron al diestro Logan Verrett desde Triple-A Las Vegas y enviaron a dicha sucursal a Ty Kelly.

Para Collins y los Mets, es un alivio que Colón no necesite ingresar a la lista de incapacitados. Dado que Zack Wheeler tuvo un revés en su rehabilitación de una cirugía Tommy John, la novena de Queens necesita contar con salidas consistentes de parte de Colón, quien tiene marca de 3-4 con efectividad de 4.02 esta temporada.