Pat Riley no deja de que su franquicia no sea una máquina bien engrasada. Según ha podido saber The Vertical, los Heat están cerca de cerrar un acuerdo para terminar anticipadamente su relación contractual con Beno Udrih.

Este movimiento permitiría a Miami salirse de la zona del impuesto de lujo y evitar el pago adicional que conlleva superar el límite establecido el último día de la temporada regular.

Sin embargo, esta operación encierra motivaciones poco claras. ¿Por qué iba a querer Beno Udrih terminar su contrato antes de tiempo y cobrar menos de lo que se adeuda teniendo en cuenta que además está lesionado posiblemente para el resto de la temporada? Podría ser que Udrih —y Miami— ya supieran de antemano que no va a llegar a quedarse libre del todo, pues Philadelphia 76ers, un equipo que no ha comprometido el mínimo salarial requerido por el convenio colectivo, estaría en posición de reclamar sus servicios antes de que expirase el tiempo permitido desde que Miami anunciase el corte.

Todo ello permitiría a los Heat no pagar impuesto de lujo y quedarse con una plaza libre para acometer un nuevo fichaje, a Philadelphia cumplir con sus obligaciones económicas y a Udrih percibir el dinero que se le firmó, pero no deja de ser una operación que podría traspasar la línea legal de lo autorizado por la NBA si se descubre todo lo que pueda haber detrás de la misma.