El dominicano Miguel Angel Sanó fue calificado por Minnesota como día a día, después de que el antesalista abandonó el primer partido de la serie de los Mellizos contra los Tigres debido a rigidez en la espalda.

Sanó viene lidiando con la molestia después de despertar con dolores en la espalda la semana pasada. La dolencia empeoró durante el encuentro del lunes y el toletero tuvo que salir en el cierre del séptimo episodio. El venezolano Eduardo Escobar sutituyó a Sanó en la tercera base.

"Pienso que necesitaré algunos días de descanso y luego podré volver a jugar", explicó Sanó. "Sentí la molestia cuando estaba en el terreno y cuando bateaba".

Sanó bateó de 3-0 antes de salir del partido.