Esta versión de Miguel Cabrera es bien conocida, pero algunas personas se preguntaron si volverían a verla.

El lunes, el venezolano dio dos jonrones solitarios, incluyendo uno a la banda contraria. Ese swing y ese resultado se parecieron al Cabrera de hace unos años. Las preocupaciones sobre la fuerza en las piernas del maracayero se esfumaron.

Cabrera lleva cinco cuadrangulares en sus últimos cuatro partidos, tres de los cuales han sido de tres hits o más. En sus últimos ocho encuentros, el veterano batea de 30-16 para subir su promedio de .281 el 14 de mayo a .327 llegando al martes. Luego de cumplir los 33 años de edad a mediados de abril, Cabrera batea .395 (76-30) en mayo.

"Francamente, Miggy se ve tan bien como en su mejor momento desde que llegué yo (como dirigente)", expresó el manager de los Tigres, Brad Ausmus.

Ausmus lleva desde el 2014 como capataz de Detroit, un importante punto de referencia. De su parte, Cabrera se encogió de los hombros al preguntársele al respecto.

"Digo, tengo una Triple Corona, dos JMV y cuatro títulos de bateo", manifestó. "Tengo 10 años con 10 empujadas y llevo muchos años bateando .300. Espero poder seguir batear así".

Para ser preciso, Cabrera lleva 11 campañas con 11 impulsadas o más, en cada temporada del 2004 al 2014. Pero es comprensible que él pierda la cuenta. También es el campeón de bateo reinante de la Liga Americana, a pesar de las lesiones que lo limitaron en la recta final del 2015.

Cuando Cabrera tiene buenas rachas como la de ahora, sirven de recordatorio de quién es el venezolano. La edad podría empezar a ser un factor, pero Cabrera ya ha hecho mucho y tiene un swing que puede ajustarse bien.

Los dos jonrones conectados por Cabrera el lunes fueron frente a la sensación de los Filis, Vince Velásquez, quien había concedido apenas tres bambinazos en 48.1 innings de labor previo a su enfrentamiento con los Tigres.

De hecho, Cabrera no da un swing in blanco desde el miércoles de la semana pasada y no se poncha en casi dos semanas.

"Le tiro a strikes", dijo Cabrera. "Creo que ésa es la clave. Si le das swing a los strikes, todo va a ser mejor".