Miguel Olivo considera que el torneo Premier 12 es algo bueno para los dominicanos porque les da la oportunidad de traer la victoria a suelo quisqueyano, como también les abre las posibilidades de mostrarse en los mercados asiáticos.

“Este torneo es algo bueno para los dominicanos. Uno tiene que ir a representar el país en primer lugar y dar el cien por ciento para traer el triunfo aquí”, dijo Olivo, sin olvidar las oportunidades que este evento, que se desarrollará en Taiwán y Japón del 8 al 21 de noviembre próximo, les otorga a los jugadores en particular.

“Uno puede conseguir un buen trabajo, por allá hay muchos scouts y cualquier cosa puede pasar”, expresó el receptor.

El veterano de 37 años, quien dijo sentirse bien físicamente. Jugó en el verano en la Liga Mexicana de Béisbol con los Toros de Tijuana, bateando para 281 con 14 jonrones y 59 remolcadas en 89 partidos.
En cuanto a su papel en el béisbol invernal dejó la pelota en las manos de Manny Acta y los Tigres del Licey.

“Manny acta y yo hablamos hace dos semanas. Si ellos me necesitan y llegamos a un acuerdo vengo y juego”, fueron las palabras de Miguel sobre su disponibilidad para ponerse la casaca azul.

Con una carrera de más de 20 años en el béisbol profesional, y en la que entiende puede producir, Olivo es consciente de que el final se acerca, por lo que le gustaría visualizarse como dirigente de algún equipo en su determinado momento.

“Entiendo que me quedan un par de años como jugador, pero me gustaría visualizarme como coach o mánager en el futuro”, confesó.

Olivo jugó para siete equipos en 13 temporadas en las Grandes Ligas, acumulando 240 de promedio con 145 cuadrangulares y 490 empujadas.