El ministro de la juventud Jorge Minaya entregó un reconocimiento al ex campeón mundial de atletismo, el cubano Javier Soto Mayor en una ceremonia celebrada en la sede central de la institución en la capital dominicana.

Durante el encuentro sostuvieron una interesante conversación sobre deporte, juventud y otros temas de interés, discutieron posibles acuerdos de cooperación ya que Soto Mayor actualmente es viceministro de atletas en su país.

Soto Mayor expreso su orgullo y agradecimiento al Ministerio de la Juventud de la República Dominicana por el reconocimiento y manifestó su interés por apoyar a los jóvenes y ayudarles a encaminarse. Soto Mayor se mostró esperanzado en que la apertura de relaciones entre Cuba y USA favorezca grandemente el deportista Cubano.

“Aún hay muchas cosas que no han sido como la gente pensaba pero poco a poco vamos avanzando, esperamos que las relaciones sean beneficiosas para el pueblo cubano, el pueblo estadounidense y sobre todo para nuestros atletas” manifestó el destacado ex atleta.

Por su parte Minaya expresó la admiración del pueblo dominicano para con Soto Mayor y su legado deportivo que ha servido para motivar a miles de jóvenes a nivel mundial y al mismo tiempo por el hecho de continuar trabajando para ayudar jóvenes en Cuba y otras naciones del mundo.

El ministro estuvo acompañado por los viceministros Robiamny Balcacer, Yasser Jordan, entre otros funcionarios de la institución.

Javier Soto Mayor es un ex atleta cubano, considerado el mejor de la historia en salto de altura. Ostenta los récords mundiales tanto al aire libre como en pista cubierta; logró un título olímpico, dos campeonatos mundiales, cuatro en pista cubierta y tres títulos panamericanos, entre otros. Su primera plusmarca la obtuvo con dieciséis años.

En 1993, recibió el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, pero en el ocaso de su carrera fue suspendido en dos ocasiones debido al involucramiento con sustancias prohibidas.

Terminada su carrera en el atletismo, obtuvo el grado de licenciado en cultura física y deportiva, que le ha permitido entrenar a los atletas de su país. Además, ha ostentado los cargos de presidente de la Subcomisión de Atención a los Atletas, y el de miembro del comité de la Federación Cubana de Atletismo.

En el año 2007 fue ingresado al Salón de la Fama de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Atletismo, y el 2011, fue reconocido con el premio Deporte inspiración para la Juventud por parte del Comité Olímpico Internacional.

Asimismo, fue invitado para la exhibición temporal en ocasión del centenario de la IAAF que tuvo lugar en Barcelona, en la que se mostró la camiseta que vestía cuando implantó la marca mundial de 2,45 m.