Quedó levantada la suspensión de dos juegos impuesta al infielder de los Dodgers Chase Utley, luego de su dura barrida en los playoffs del año pasado que fracturó al torpedero de los Mets Rubén Tejada.

Una persona con conocimiento de la decisión informó el domingo a The Associated Press que las Grandes Ligas y el sindicato de jugadores alcanzaron un acuerdo que dejó sin efecto la suspensión. La persona habló en condición de anonimato porque no hubo un anuncio.

Los Dodgers se negaron a comentar, a la espera de un comunicado oficial.

Tejada dijo que no estaba enojado con la decisión.

“No, en realidad no me importa”, afirmó el panameño en el complejo de entrenamiento primaveral de Nueva York. “Me preocupo por mí. Estoy sano aquí. Estoy feliz aquí. No me preocupa qué está pasando allá”. Las Grandes Ligas y el sindicato han trabajado en la regulación de las barridas para cubrir el tipo de jugada que dejó lesionado a Tejada y resultó en el castigo a Utley en el segundo juego de la serie de primera ronda de la Liga Nacional en el Dodger Stadium.

En el pasado, las barridas a destiempo, como la de Utley, generaban confusión, ya que algunas veces eran permitidas por los árbitros y algunas no. Pero Grandes Ligas anunció un nuevo dictamen sobre las barridas de ese tipo, prohibiendo lo que hizo Utley.