El delantero alemán aseguró que no le encontraba sentido a jugar contra la débil selección. Sin embargo, la respuesta no se hizo esperar.