Olía a kilómetros que no se iba a librar. La NBA ha decidido multar con 25.000 dólares a Dwane Casey por las críticas a los árbitros que realizó tras el tercer partido de la serie que enfrente a los Raptors frente a los Cavs.

El técnico de los canadienses fue sin paños calientes a su cita ante los micrófonos y señaló la permisividad arbitral con la que sus rivales defienden a Bismack Biyombo.

“Le hacen demasiadas faltas y no señalan ninguna. Lanzamos cero tiros libres en el último cuarto, cero. En los tres partidos vamos 73-46 (en tiros libres)”, confesó Casey. “Lo dije antes del partido, tenemos a los mejores árbitros en la liga. Pero no veo cómo pueden no ver esas faltas. Llevo mucho tiempo en esta liga y en el baloncesto universitario pero, de nuevo, tiene que haber consistencia. La misma falta en un lado tiene que ser falta en el otro”.

El cuarto partido de la eliminatoria tendrá lugar esta noche, y si se producen situaciones de juego similares a las del anterior encuentro, a buen seguro Casey se morderá algo más la lengua antes de expresar su opinión ante los medios.