En el Draft que tuvo lugar la pasada semana, New Orleans Pelicans se hizo con los servicios del escolta Buddy Hield, talento exterior formado en la Universidad de Oklahoma.

Este solo ha sido el primer paso de una planificación intensa que comenzará en solo unos días. El próximo jueves arrancará el mercado de agentes libres y Dell Demps, general manager, centra sus esfuerzos en el fichaje de un alero.

“Sabemos que vamos a entrar en el verano y obviamente esa es una posición que tenemos que hacer frente”, dijo el dirigente. “El año pasado no poder contar con Quincy Pondexter nos dejó muy atrás. En el pasado Tyreke (Evans) ha jugado muy bien en esa posición. Pensábamos que contaríamos con esos dos jugadores y cuando no lo hicimos, dimos un paso atrás”, explicó.

La posición de ‘tres’ fue uno de los puntos débiles. A los problemas físicos de Pondexter y Evans se unió el escaso talento ofensivo que atesoran hombres como Dante Cunningham y Alonzo Gee. Para no repetir los mismos errores harán un considerable esfuerzo con los 25 millones que disponen para fichar.

¿Los objetivos? El mercado cuenta con grandes posibilidades como Kent Bazemore (Hawks), Harrison Barnes (Warriors), Chandler Parsons (Mavericks), Jeff Green (Clippers), Nicolas Batum (Hornets) o Allen Crabbe (Blazers).

“Es muy difícil especular sobre la agencia libre en este momento”, admitió. “Vamos a entrar en el periodo de la agencia libre más diferente de la toda historia de la NBA (por el aumento del tope)”, destacó.

Tras alcanzar los playoffs en 2015, el futuro de los Pelicans era esperanzador, pero las lesiones hicieron nuevamente mella en una plantilla que parecía destinada a conseguir grandes cosas. Todos los hombres importantes cayeron y la primera aventura de Alvin Gentry al frente del banquillo tuvo un final desolador (30-52).

“Vamos a hacer lo mejor para los Pelicans y traer a aquellos jugadores que tengan un impacto para conseguir victorias”, señaló Demps. “Tuvimos un revés el año pasado, pero vamos a volver y tenemos muchas oportunidades para conseguirlo”, agregó.

Jugadores como Eric Gordon, Ryan Anderson, Norris Cole, Kendrick Perkins o Tim Frazier finalizan contrato; no obstante, nadie les ha cerrado las puertas del equipo. “En las entrevistas del final temporada, muchos indicaron que les gustaría seguir, y la puerta está abierta para ellos”, reconoció. “Todavía creo en nuestros jugadores principales. Creo que son buenos jugadores y van a tener otras oportunidades”, explicó.