Neymar cumplió con el mandato que le habían impuesto y metió a Brasil en la final de los Juegos Olímpicos de Río con un gol inédito a los 14 segundos, un penal en el epílogo y una asistencia.

Dos goles de Gabriel Jesús y otros de Marquinhos y Luan completaron la goleada por 6-0 ante Honduras el miércoles en la semifinal disputada en el estadio Maracaná, donde el sábado tendrá la posibilidad de conseguir la medalla de oro y el único título que le falta a nivel internacional, cuando enfrente a  Alemania, que venció 2-0 a Nigeria.

Apenas iniciado el encuentro Neymar presionó al hondureño Anthony Lozano al borde del área y le quitó el balón.

El arquero Luis López salió presuroso a buscar la pelota, le rebotó en elLa conquista tranquilizó al equipo anfitrión y a partir de ese momento manejó el partido a su voluntad hasta terminar goleando al sorprendido conjunto hondureño.

Fueron cinco minutos de zozobra, en los que fue inevitable recordar la lesión en la espalda que dejó a Neymar fuera de competencia en el mundial 2014.

Pero el capitán se levantó y regresó a la cancha, señal de que la tarde auguraba nuevas alegrías. Honduras, que se había destacado al eliminar al dos veces al campeón Olímpico Argentina, entró en el desconcierto y nunca pudo recuperarse de la desgraciada jugada del comienzo.

Más tarde llegaron los goles de Gabriel a los 26 y 35 minuto, luego Marquinhos en una jugada confusa dentro del área puso el cuarto, Luan anotó el quinto y Neymar cerró el marcador con un penal sobre el cierre del encuentro. La final se jugará el sábado también en el Maracaná.