La eliminación de Brasil en la fase de grupos de la Copa América Centenario impactó a todos y las críticas de los brasileños no se hicieron esperar. Los hinchas y la prensa no se demoraron en apuntar sus dardos a Dunga y el poco compromiso de los seleccionados para mantener un empate que los clasificaba a cuartos de final.

Con los cuestionamientos encendidos, uno que salió a defender a sus compatriotas fue Neymar, quien publicó una imagen del Scratch y escribió un duro mensaje a los críticos: "ahora van a aparecer un montón de imbéciles a hablar mierda, púdranse. Háganse parte, el fútbol es eso". 

La publicación del delantero generó polémica y muchos cuestionaron sus duras palabras. Por eso, un día despúes y ya más tranquilo, tuvo que salir a pedir disculpas y explicar su enojo, dejando un mensaje en Instagram. 

"Mis cinco minutos en Brasil fueron suficientes para darme cuenta que mi post en Instagram había tenido una repercusión negativa gigante por aquí. Lo que oí de las personas que me recibieron en el aeropuerto fue que 'me había excedido'...Lo admito...Sí, me excedí. Quiero pedir disculpas a todos los que se sintieron ofendidos y es lo mínimo que puedo hacer", comenzó diciendo Neymar en su nuevo posteo. 

Pero el mensaje no terminó ahí y concluyó: "Escribí eso después del resultado de Brasil con Perú y estaba muy enojado con la eliminación y las palabras dirigidas a los jugadores que oí y leí. Finalmente soy parte de este grupo. Hay una minoría que también se excede con el micrófono en las manos, pero como dicen, es una minoría (...) Ahora es momento de pedir disculpas y seguir adelante, aprovechar lo que queda de mis vacaciones y de aquí a poco empezar con la preparación para los Juegos Olímpicos. Ese es nuestro objetivo ahora".