¿Importa quién es elegido?

Todos los candidatos han estado desde hace mucho tiempo dentro de la FIFA. No está claro a partir de sus manifiestos que alguno de ellos proponga reformas radicales del tipo que la FIFA necesita desesperadamente. Así, desde la perspectiva de la reforma, puede que no importe quién sea elegido. Es una elección con varios candidatos, pero no hay mucha variedad.

¿Quién cree que podría convertirse en el sucesor de Blatter?

Siempre es difícil leer la política del fútbol, ​​pero parece que Salman e Infantino se consideran como los principales candidatos. El candidato con el programa más agresivo para la reforma es Champagne, pero él parece tener poca o ninguna posibilidad.

¿Puede la “revolución del fútbol” afectar la política?

Algunas de las alegaciones en contra de la FIFA se elevan al nivel de la geopolítica global. También, porque el fútbol es tan valorado en todo el mundo, la FIFA nunca está lejos del mundo político. De hecho, son probablemente inseparables.