Novak Djokovic estuvo contra las cuerdas durante buena parte del encuentro ante Dominic Thiem en las Finales Barclays ATP World Tour, aunque el serbio se impuso por 6-7(10), 6-0, 6-2 en dos horas y dos minutos.

Thiem trató de incendiar a Londres en el primer día de competición, intentando dar una de las campanadas de la temporada. Djokovic cortó cualquier conato de sorpresa, a pesar del espectacular nivel que desplegó el austriaco durante el primer set.

Djokovic se hizo fuerte en un territorio donde ha levantado un imperio en las últimas temporadas. No sólo posee la condición de vigente defensor de la corona cosechada de manera consecutiva desde 2012, sino que desde esa fecha encadena un espectacular récord de 19 victorias en 20 partidos, incluyendo la de este domingo frente a Thiem.