Oklahoma City ya conoce la noticia. Kevin Durant ha decidido cambiar de rumbo y ha elegido a Golden State Warriors como su próximo destino.

En la franquicia de los Thunder la decisión de Durant ha caído como un auténtico jarro de agua fría, pero ello no ha impedido que sus dirigentes hayan realizado una elegante despedida al que ha sido hasta ahora el mejor jugador de su equipo.

“Las contribuciones de Kevin a la organización durante estos nueves años han sido profundas, dentro y fuera de la pista. Ha ayudado a los Thunder a crecer y tener éxito en innumerables vías y ha impactado de igual forma en la comunidad”, ha dicho Clayton Bennet, presidente del equipo. “Le queremos agradecer su liderazgo, su juego y como ha representado a Oklahoma City y al estado de Oklahoma”.

El General Manager, Sam Presti, tampoco se ha quedado atrás. “Kevin ha dejado una huella imborrable en la organización de los Thunder y el estado de Oklahoma como un padre fundador de esta franquicia. No podemos explicar realmente lo que ha significado para la fundación de la franquicia y nuestro éxito”, comentó Presti. “Aunque realmente es decepcionante que haya elegido irse, los valores que ayudó a establecer nos llevan a agradecerle por las muchas formas tangibles e intangibles que han ayudado a nuestro proyecto”.