¿Qué diablos está pasando con los Thunder? Se preguntarán sus seguidores. Tras un inicio brillante de 7-1, el conjunto de Billy Donovan no levanta cabeza en las últimas dos semanas de competición. Ante los Kings sumaron su tercera derrota seguida (101-116) y la séptima en las últimas nueve jornadas.

“Tenemos que estar listos para jugar. Es simple y sencillo”, repitió un molesto Russell Westbrook durante toda la rueda de prensa.

Otra actuación estelar del base (31 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias) se antojó insuficiente para batir a unos Kings que han mejorado considerablemente su imagen con la apuesta del ‘small-ball‘.

DeMarcus Cousins lideró la machada con 36 puntos, 12 rebotes y un 14 de 28 en tiros de campo. “DeMarcus es uno de los mejores, sino el mejor pívot de la NBA”, destacó su compañero Koufos. “Puede hacer de todo. Tirar de tres, postear, mover el balón por la zona. Lo que sea, él puede hacerlo”, agregó.

El pívot estuvo respaldado por Darren Collison con 21 puntos y 6 asistencias, y por un Rudy Gay especialmente acertado en la segunda mitad donde consiguió 15 de sus 17 tantos.

“Creo que solo trataba de encontrar mis oportunidades”, dijo Gay. “No sé, quizás fui más agresivo en la segunda parte. Sé que Darren (Collison) lo fue. Puedo decirte que en la primera mitad estábamos un poco estancados. Sentí que mejoramos en la segunda”, explicó.
Próxima jornada

Thunder: El viernes finalizarán una gira de tres partidos fuera de casa ante los Nuggets.

Kings: también el viernes se enfrentarán a los Rockets de D’Antoni y Harden.