El prospecto venezolano de los Cerveceros, Orlando Arcia, no tiene mayor admirador que su compatriota Carlos Subero, quien fue su manager en Doble-A Biloxi el año pasado.

A Subero no le cuesta identificar la jugada de Arcia que más lo ha impresionado. Se produjo el 31 de octubre del 2014, en la pelota invernal de Venezuela. En la parte alta del noveno inning, con dos outs, dos corredores en base y la carrera del empate al bate, el equipo de Arcia, los Caribes, luchaba por conservar su ventaja en el marcador cuando el bateador conectó un rodado hacía el jardín central. Arcia, el campocorto, se desplazó detrás de la segunda almohadilla para atrapar la bola y dio un giro como si fuera a tirar a la primera base. Pero en lugar de ello, tiró a la tercera donde el corredor, quien había estado en la intermedia cuando comenzó la jugada, se había apartado demasiado de la almohadilla.

Los Caribes ganaron el partido.

"Aún no está consciente de lo bueno que va a llegar a ser", dijo Subero acerca de Arcia. "Hace muchas cosas basándose en sus instintos".

Dichos instintos tienen a Arcia cada vez más cerca de Grandes Ligas.

Según todas las clasificaciones de prospectos, incluyendo la de MLBPipeline.com, Arcia es el jugador de liga menor más prometedor de los Cerveceros. Luego de batear .307 con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .800 y lucirse con el guante por Biloxi en el 2015, se le considera el sexto mejor prospecto del béisbol.

El gerente general de Milwaukee, David Stearns, ha dicho que Arcia comenzará la temporada del 2016 en Triple-A Colorado Springs, pero a la vez le dejó el camino a Grandes Ligas libre al venezolano desde el momento en que envió el torpedero dominicano Jean Segura a los D-backs.

El quisqueyano Jonathan Villar se encargará el campo corto hasta que el equipo de Milwaukee decida que le toque Arcia.

"Le encanta el béisbol. Eso es lo que se destaca los terrenos secundarios de los entrenamientos", dijo el capataz de los Cerveceros, Craig Counsell, acerca de Arcia. "Juega con el corazón".

Arcia juega el béisbol con un estilo llamativo. En el Juego de las Futuras Estrellas el año pasado, se lució con otra jugada por el medio del cuadro en la que giró y tiró a la primera base para sacar el out. Cuando terminó la jugada, Arcia estaba en el jardín central.

"Acostúmbrense a ese movimiento giratorio", dijo Subero. "Es su insignia".

A Counsell no le preocupa que el estatus como prospecto de lujo se convierta en un agobio para Arcia.

"Ya está acostumbrado, primeramente, y su personalidad y su estilo de jugar lo invitan", dijo Counsell. "Es un halago. Creo que le gusta la atención. Disfruta la competencia.

"No es solamente el talento lo que lleva a la cima de esas listas. Su personalidad y su constitución, esas cosas también le permiten estar en esas listas. Eso realza sus herramientas, creo yo".

El hermano mayor de Arcia, Oswaldo, es un jardinero y bateador de poder en los Mellizos y ambos hablan con frecuencia durante la temporada. Según Orlando, el mejor consejo que le ha dado su hermano es que "siga trabajando duro para que sus superiores en la organización lo noten".

"No quiero sentir presión ni ponerme más presión yo mismo por ser el número uno", dijo Arcia con respecto a las clasificaciones de los prospectos. "Simplemente quiero salir al terreno y ser el mismo pelotero que siempre he sido".

Counsell dijo que ya se reunió con todos los jugadores que están participando en unos entrenamientos de Grandes Ligas por primera vez. Entre ellos se encuentran Arcia, el jardinero central Brett Phillips, los lanzadores Josh Hader y el boricua Jorge López, el receptor Jacob Nottingham y el jardinero Michael Reed.

"Tus primeros entrenamientos de Grandes Ligas representan una transición", dijo Counsell. "Especialmente cuando no has visto acción en la Gran Carpa, te da un vistazo. Te permite ver la preparación y la consistencia de la preparación que se requiere a este nivel. Estas expuesto a cosas nuevas. Son pasos que todos los jugadores toman".

Esta primavera, Arcia trabajará de cerca con Subero, quien fue ascendido al cuerpo de coaches de Grandes Ligas durante el receso de temporada. Pero no habrá un jugador en específico que Arcia trate de emular.

"Me siento cómodo con todo el mundo", dijo Arcia.