Entre los partidos de la segunda fecha de la Serie del Caribe el martes en el Estadio Quisqueya Juan Marichal, un grupo de niños participaron en una mini competencia de jonrones.

Entre los que dieron sus swings fueron David Ortiz Jr., Francisco Cordero Jr. y Juan Uribe Jr., ante la presencia de sus padres.

Al fin y al cabo, el ganador del certamen fue Luis Amaury Roque, de ocho años e hijo del ex jugador de liga menor Amaury Roque.

"El mejor legado que puedes dejarle a tu hijo es el amor por el béisbol"', dijo Amaury Roque. "Me da orgullo ver que a mi hijo le vaya bien y que esté contento. Fue algo grande ver a Francisco, Uribe y David.

"Estos muchachos representan el futuro del béisbol en la isla y hay que apoyarlos".