El Barcelona  se clasificó para los octavos de final de la Copa del Rey del fútbol español al vencer al modesto Villanovense con una cómoda goleada 6-1 y un “hat-trick” del joven Sandro.
Mientras el resto de los equipos jugaba su partido de ida, el equipo azulgrana disputaba el de vuelta ya que adelantó su eliminatoria de Copa debido a su próxima participación en el Mundial de Clubes, que se celebrará en Japón entre el 10 y el 20 de diciembre. El empate sin goles de la ida no les inquietó, conscientes de su superioridad a pesar de jugar con suplentes. Hubo descanso para Lionel Messi, Neymar y Luis Suárez.

El Camp Nou registró una magnífica entrada con 67,703 aficionados que se divirtieron con la propuesta. El Barcelona jugó con su alegría característica y su rival, de la tercera categoría, fue muy valiente.
El conjunto local se adelantó a los cinco minutos con un gol de Dani Alves con un disparo lejano en el que colaboró José Fuentes, arquero del Villanovense.

Fuentes tampoco estuvo afortunado en el siguiente gol del Barcelona, que llegó a los 21 minutos. Al sacar le dio el balón a Sandro, quien marcó con facilidad.

El Villanovense dejó su sello a los 29 minutos con un gol de Juanfran con un fuerte disparo desde la frontal del área, aunque diez minutos después el Barcelona marcó su tercer tanto, obra de Sandro a pase de Aitor.

La segunda parte fue todavía más cómoda para el actual campeón de Copa, que tradujo su amplio dominio con un gol de Munir a los 51 minutos y un tanto más de Sandro a los 69 para completar su “hat-trick”.

El propio Sandro asistió a Munir para que éste marcara a los 76 minutos y cerrara así la amplia goleada.
Con el descanso de todas sus estrellas, la única mala noticia que se llevó el Barcelona fue la lesión de Jeremy Mathieu a diez minutos del final, aparentemente con una dolencia muscular.