Otra vez, la conducción a alta velocidad fue la posible causa de la muerte del prospecto de 18 años de los Yankees de Nueva York, Sandy Acevedo, junto a otros tres jóvenes más la noche del sábado, próximo al peaje de la autopista Duarte. 

Según los informes de la Autoridad Metropolitana de Trasporte (AMET), el auto que viajaba Acevedo y sus compañeros Erick Celestín, Félix Ramón Castillo, Samuel Rubio Peña chocó con una pared, provocando las muertes de una vez, debido los traumas en diferentes partes del cuerpo. Tenían edades entre 17 y 22 años.

El hecho ha apagado la  la esperanza de otra familia humilde que buscaba salir de la pobreza con la incorporación un talento al béisbol de las Grandes Ligas.

Acevedo firmó con los Yanquis como agente libre internacional en julio pasado y estaba programado a debutar como profesional en la Liga de la Costa del Golfo de nivel rookie. Era originario de la República Dominicana y residía en Santo Domingo.

Previo al partido del domingo entre los Rays de Tampa y los Yankees, se rindió un minuto de silencio y se mostró una foto de Acevedo en la pantalla de Yankees Stadium.

Es el segundo caso lamentable lo que va de año: En 31 de enero, el también prospecto de 20 años de los Astros de Houston, José Ramírez, también falleció en un accidente de motocicleta luego, donde realizaba competencia. Y el 25 de octubre de 2014, el país y el mundo del béisbol quedó impactado por la muerte de Oscar Taveras junto a su novia, mientras se desplazaba a alta velocidad en Puerto Plata.

Video cortesía de NCDN