La diva británica continúa con problemas con la compañía de Vince McMahon.