La Duma o cámara de diputados de Rusia convocó hoy al ministro de Deportes, Vitali Mutkó, para que informe sobre el escándalo de dopaje masivo que amenaza con dejar el atletismo ruso fuera de los Juegos Olímpicos de Río en 2016.

"Por supuesto, en el centro de atención estará el escándalo de dopaje que afecta a nuestra federación de atletismo y a nuestra agencia antidopaje", informó Serguéi Narishkin, presidente de la Duma, a medios locales.

Mutkó comparecerá el miércoles ante los diputados, que le harán preguntas sobre las medidas que se propone tomar para que los atletas rusos puedan volver a participar en las competiciones internacionales.

La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) acordó el viernes suspender provisionalmente y con efecto inmediato a la Federación Rusa de Atletismo (FRA) durante una reunión de su Consejo presidido por su presidente, Sebastian Coe.

Al tiempo que tachó de "vergonzosa" y "demencial" la decisión tomada a recomendación de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), Mutkó anunció inmediatamente elecciones extraordinarias a la FRA y purgas en el seno del atletismo ruso.

"Todas las personas que tengan una reputación dudosa serán expulsadas del sistema de gestión del atletismo. En un plazo de 60 días traeremos al renovado atletismo un grupo de gente nueva. Adoptaremos todos los estándares que nos propone la IAAF", dijo.

Muktó adelantó que en el plazo de dos o tres meses se dirigirá a la IAAF para demostrar que Rusia está decidida a combatir el dopaje en su atletismo para que la FRA recupere su acreditación internacional.

"Los que se dedican al dopaje deben entender que nuestra paciencia tiene un límite. Si no lo entienden introduciremos la responsabilidad penal y meteremos a la gente en la cárcel", dijo.

Por de pronto, el destituido presidente de la FRA, Valentín Balajnichev, acusado de hacer la vista gorda con el dopaje, y otros directivos, fueron excluidos hoy de la comisión gubernamental para el desarrollo del deporte del consejo adscrito a la Presidencia rusa.

Mientras, han sido incluidos en ésta nuevos miembros como el entrenador jefe del atletismo ruso, Yuri Borzakovski, y el presidente de la Federación Rusa de Baloncesto, Andréi Kirilenko, dos de los deportistas más laureados de la historia de Rusia.

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, advirtió que "si la federación rusa no cumple y los atletas no pueden participar en ninguna clasificación, entonces la situación es clara. Si no te clasificas, no puedes participar en los Juegos".

En estos momentos, los atletas rusos tienen muy difícil participar en los Mundiales de atletismo en pista cubierta que se celebrarán en marzo en Portland (EEUU), competición que sirve para muchos de preparación con vistas a los Juegos.

Además, Rusia no podrá acoger ni de la Copa del Mundo de marcha, prevista en Cheboksary, ni los Mundiales Júnior, asignados en su día a Kazán.

La comisión independiente de la AMA acusa a Rusia de una trama que incluiría el encubrimiento de positivos, la extorsión de los atletas, el pago de sobornos y la destrucción de pruebas sobre el consumo de sustancias prohibidas con la connivencia del Estado.