El escándalo de corrupción que sacude a la FIFA desde mayo de este año ya tocó a los patrocinadores del organismo, pues las marcas Coca-Cola y McDonalds exigieron la renuncia inmediata de Joseph Blatter mediante un comunicado.

"Cada día que pasa, la imagen y la reputación de la FIFA continúa empañándose", expresó la compañía de bebidas en dicho comunicado.

"La FIFA necesita una reforma integral y urgente, que sólo se puede lograr a través de un enfoque verdaderamente independiente”, añadió.

Coca-Cola y McDonalds son dos de los mayores patrocinadores de la FIFA, organismo que es investigado por delitos como corrupción, sobornos y lavado de dinero.

Además, siete altos mandos de la organización fueron detenidos y enfrentan un proceso penal por haber recibido sobornos a cambio de otorgar contratos de marketing y difusión televisiva, e incluso, se les acusa de "vender" las sedes de los Mundiales de 2018 y 2022.

Joseph Blatter fue reelegido como presidente de la FIFA durante el pasado Congreso del mes de mayo, pero renunció días después a su cargo, aunque no de manera inmediata, y el organismo escogerá a su nuevo líder el próximo 22 de febrero.