Con 36 años y habiendo añadido hace unas semanas una tercera medalla olímpica a su colección, Pau Gasol no piensa todavía en bajar el ritmo. La estrella de la selección española y nuevo jugador de los Spurs afirmó en declaraciones recogidas por la agencia EFE que sigue plenamente abierto a seguir jugando a nivel internacional, incluyendo para defender su trono continental en el Eurobasket que se disputará en 2017.

“Siento la misma ilusión de siempre pero el planteamiento de cada año es ir temporada a temporada y ver cómo me encuentro y cómo mi cuerpo absorbe la carga que le meto a estas alturas de la película”, explicó Gasol en un acto promocional. El jugador, que promedió 19,5 puntos, 8,9 rebotes y un 52,3% en triples en Río 2016, tomará la decisión de representar a España el próximo verano al final de la próxima campaña, su primera en San Antonio.

Pensando en el futuro

“Uno de los factores más importantes es que espero poder pelear por el anillo”, afirmó Gasol sobre su nuevo reto en los Spurs. “Hace dos años decliné la oferta y ahora he tenido una nueva oportunidad, y espero poder aportar mi baloncesto, conocimiento y experiencia para mejorar al equipo”. El pívot admitió que “no me queda mucho a estas alturas. Hay un declive, aunque afortunadamente no se me nota mucho. Tengo mucha suerte, trabajo para ello y me rodeo de un equipo que me ayuda. Me siento muy afortunado de seguir haciendo lo que me gusta”.

Pau Gasol también habló a su futuro, considerando como “utópica” la posibilidad de volver al baloncesto español con el FC Barcelona, el club en el que se crió. Mirando más allá de su carrera como jugador, Gasol quiere seguir ligado al baloncesto. “Ya veremos si es a nivel ejecutivo porque de entrenador no creo ya que quiero tener más flexibilidad de horarios”, afirmí. “Desarrollar proyectos y estar a puente entre España y Estados Unidos. Pero primero una pequeña desconexión para valorar todo y realizar una transición que será complicada después de tanto tiempo”.