El primera base dominicano Pedro Álvarez conectó de cuatro esquinas y el abridor J.A. Happ lanzó trabajó seis episodios y los Piratas de Pittsburgh se acreditaron la ventaja de campo al derrotar 4-0 a los Rojos de Cincinnati,

Los Piratas (98-64) con el triunfo se ganaron el derecho de iniciar el juego de comodines en su campo, en donde el miércoles recibirán a los Cachorros de Chicago (97-65).

El ganador deberá enfrentar a los campeones de la División Central de la Liga Nacional, los Cardenales de San Luis, el viernes.

A pesar de tener la segunda mejor marca en las mayores, los Piratas terminaron segundos detrás de los Cardenales.

Los Piratas serán locales en el partido de comodines por tercera temporada consecutiva, luego de que en el 2013 perdieron contra los Rojos de Cincinnati, y el año pasado fueron superados por los Gigantes de San Francisco.

Con su marca de 98-64, los Piratas detienen una racha de 20 temporadas consecutivas con registro perdedor, la más amplia en los deportes profesionales de Estados Unidos.

Álvarez (27) mandó la pelota a la calle al conectar sólo una vez en tres oportunidades, remolcó una carrera y anotó una.

El dominicano termina con 77 impulsadas la temporada regular y con .243 de promedio con el tolete.

En la lomita el triunfo se lo acreditó el abridor J.A. Happ (11-8) en seis entradas, al aceptar tres imparables.

Los Rojos (64-98) perdieron con el abridor Josh Smith (0-4) en cuatro entradas, al aceptar siete imparables, un jonrón y dos carreras.