Muestras tomadas en controles antidopaje durante los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y Londres 2012 volverán a ser analizadas, para asegurar que todos los atletas que participen en Río de Janeiro 2016 estén limpios, anunciaron ayer el Comité Olímpico Internacional (COI) y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

“El fin de este programa es descartar a los atletas que hicieron trampas en Pekín y Londres, pero que no pudimos detectar en su época porque nuestros métodos de análisis no eran tan avanzados como hoy”, explicó el director médico del COI, Richard Budgett.

El análisis de cientos de muestras “ya se ha iniciado” y los resultados se conocerán “dentro de algunas semanas o meses”, antes de la celebración de Río 2016, entre el 5 y el 21 de agosto, avisó el responsable.

Sharapova deja de ser “embajadora de buena voluntad”

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) apartó ayer a la tenista rusa María Sharapova de su papel como “embajadora de buena voluntad”, tras conocerse su dopaje.

La exnúmero uno del mundo ocupó este cargo voluntario durante nueve años.

El Pnud “sigue estando agradecido a María Sharapova por apoyar nuestro trabajo, especialmente los esfuerzos de reconstrucción después del desastre nuclear de Chernóbil”, indicó una portavoz del programa.

Sin embargo, debido al reciente positivo en un control antidopaje, “decidimos suspender su papel de embajadora de buena voluntad y todas las actividades bajo este título mientras continúa la investigación”.