Luego de caer ante Manchester United, Manchester City encadenó seis partidos sin saber de victorias.