Durante todo el torneo del béisbol invernal dominicano el arma principal de los Tigres del Licey ha sido la fortaleza de su picheo abridor y está llamado a ser el punto clave de los azules en la final.

Los felinos anunciaron su rotación para los primeros compromisos que tendrá en el último tramo del campeonato nacional. La rotación de abridores estará compuesta por el lanzador cubano Yunesky
Maya, seguido de César Valdez, el zurdo Wandy Rodríguez y del estadounidense
Mitch Atkins.

Maya, quien ha sido el líder de la rotación de los Tigres, saldrá nuevamente en el primer compromiso como lo hizo en la serie regular y en el Round Robín.

En la primera fase del torneo, el derecho terminó con marca de 3-2 y 2.39 de efectividad siendo elegido como Lanzador del Año. En la semifinal tuvo números de 0-2 con 1.69 de efectividad.

Valdez ha mostrado que sabe lanzar en esta liga. En la temporada regular terminó con récord de 2-2, con 2.88, y en esta etapa de semifinal logró estadísticas de 1-0 con 0.96 en porcentaje de carreras limpias.

Rodríguez, por su parte, llegó a los Tigres desde las Águilas Cibaeñas, por la vía el sorteo de nativos realizado al finalizar la primera parte del campeonato y en su labor en el round robin cuenta con números de 2-1 con un porcentaje de carreras limpias permitidas de 1.89.

Atkins, quien enfrentó a los Leones en el último encuentro de la semifinal, salió de este trayecto con tres victorias y una derrota, acumulando efectividad de 2.35; su labor en la regular tuvo registro de 1-1 con 0.87 en efectividad.

A pesar de que la temprana clasificación de los felinos a la final, cada uno de estos lanzadores realizó su salida en el turno que le tocaba, lo que garantiza que están en forma para lanzar en la final.

La experiencia es otro factor que beneficia a esta rotación ya que tres de estos lanzadores han iniciado partidos en la final de Lidom, además de que el dirigente azul puede contar con el zurdo Francisley Bueno y con Mario Santiago, Jugador Más Valioso de la pasada final,para un quinto partido.

Los Tigres terminaron perdiendo sus últimos cinco partidos en la semifinal y confiarán en estos brazos para volver al sendero de la victoria en la Serie Final.