La afición de la Selección de Argentina aún no olvida las fallas de Gonzalo Higuaín en la final de la Copa América ante Chile.

El "Pipita" salió de un centro nocturno en Ibiza, donde pasa su vacaciones, cuando fue reconocido por unos seguidores que se le acercaron para pedirle una foto.

Aunque el delantero del Nápoles saludó a los hinchas, se negó a fotografiarse a su lado.

"Vamos, que no metes ni un penal", le recriminó uno de los jóvenes, lo que altero al delantero argentino.

"Tú a mí no m dices nada ¡Te arrancaré la cabeza!", gritó el ariete, quien pasó la noche al lado de Ezequiel Lavezzi, su compañero en la "Albiceleste".