La última controversia ocurrió en España. La directiva del Athletic de Bilbao señaló al Atlético de Madrid de haber copiado su nombre y logo.