De nueva cuenta fue abucheado el popular himno que se entona antes de todos los partidos del máximo torneo de clubes.