La emoción de  todo Chile tras ganar la Copa América Centenario no sólo se vivió en Estados Unidos y en territorio chileno, pues además la delegación presidencial chilena gritó “campeones” en Panamá.

Incluso, la presidenta Michelle Bachelet expresó toda su emoción enarbolando la bandera chilena. “Es una gran felicidad, hoy llamé a Arturo Salah para darle energía, que su Presidenta estaba con la selección”, dijo feliz tras el último penal de Francisco Silva.

“Gracias a la selección, gracias chiquillos, ¡Viva Chile!”, fue el grito de festejo de la mandataria por la segunda copa consecutiva.