Faltaba la suya. El general de los Bulls de la 95/96 y de toda una generación. Cuando vieron igualada su marca ya rindieron pleitesía un par de compañeros de gesta como Scottie Pippen y Ron Harper. También presentó sus respetos Phil Jackson.

Ahora, el dueño de los Hornets se une al carro de las felicitaciones mediante un comunicado hecho publico por su manager, Estee Portnoy.

“Quiero felicitar a los Warriors por su impresionante temporada. El juego del baloncesto está siempre evolucionando y los récords están hechos para romperse. Los Warriors han sido muy divertidos de ver, y estoy deseando comprobar de qué son capaces en Playoffs”.

Reconocimiento presidencial

No solo su majestad baloncestística se rinde a la evidencia. El eco de los Warriors alcanza las más altas cotas políticas. Ya lo hizo el año pasado, cuando fueron recibidos en la Casa Blanca por el propio Barack Obama y en cuyo discurso se apreció una gran sintonía entre Presidente y plantilla, a pesar de que este primero es declarado seguidor de los Chicago Bulls.

Logrado el 73-9, no ha querido faltar a su felicitación. “Enhorabuena a los Warriors, un gran grupo de chicos dentro y fuera de la cancha. Si alguien debía romper el récord de los Bulls, me alegra que sean ellos”.