Iker Casillas ya se enfundó la camiseta de su nuevo equipo, el Porto, y dio sus primeras palabras como guardameta del conjunto portugués.

El ahora exfutbolista del Real Madrid subrayó el poder del combinado al que arriba, un club que ha levantado dos Copa de Europa (1987 y 2004).

"Espero colaborar para hacer más grande la historia de un equipo tan grande como el Porto. La confianza que me han dado el presidente, el técnico y director general es importante para que un jugador rinda lo mejor posible", indicó el seleccionado español a Porto Canal.

Casillas visitó las instalaciones del museo de su nuevo club, acompañado por el presidente de la institución, Jorge Nuno Pinta.