Los esteroides han dejado de ser el único obstáculo entre las sustancias prohibidas para los prospectos del béisbol y la situación salpica a los dominicanos.

Treinta y siete peloteros de ligas menores fallaron en los análisis para detectar el consumo de drogas sociales o de abuso, como las llaman en el béisbol organizado, que están entre los 97 casos  positivos a todas las sustancias prohibidas del presente año.

En la sección de drogas sociales, cuentan los lanzadores Alex Reyes, quien reconoció que falló a marihuana, y Anderson Caro, quien aparece tipificado con “droga de abuso” en la lista dada a conocer por la web mlb.com.

Reyes es un cotizado prospecto de los Cardenales de San Luis.    

En cambio, Caro es un jardinero de apenas 17 años, que aparece en la lista como agente libre, lo que indica que habría sido despedido por los Reales de Kansas City, con cuya sucursal de la Liga Dominicana de Verano jugó este mismo año.

Es el único positivo a “drogas sociales” confirmado entre los peloteros que todavía no viajan para jugar en los Estados Unidos, aunque un rumor a mitad del verano señalaba que varios novicios habían caído por esta razón.

De la lista grande, que incluye las drogas de rendimiento deportivo, figuran 25 dominicanos. Incluye a los veteranos José Valverde (estanozolol) y Wilson Betemit (anfetaminas), por su estatus a la hora de fallar la prueba.

El total de 25 casos positivos entre dominicanos deja al país con la poco honrosa cifra de 25.7 por ciento del total de fallos en las ligas menores.

En la Liga Dominicana de Verano se dieron 19 casos positivos, circuito categoría “rookie” que se juega en el país desde hace más de dos décadas y uno de los motivos de la presencia en territorio nacional de las 30 organizaciones de Grandes Ligas y una sucursal de la Oficina del Comisionado de las mayores.

Tres de esos 19 fallos corresponden a extranjeros. La edad promedio entre los dominicanos que fallaron a sustancias prohibidas antes de viajar a los Estados Unidos es de 20.4 años.

Esta es una edad alta para estar a siete niveles de ascender a las Grandes Ligas y esto produce desesperación en los peloteros jóvenes que buscan el sueño dorado de la danza de los millones.  

El estanozolol se mantuvo como la sustancia más utilizada por los prospectos dominicanos.

Se trata de esteroides contenido en el medicamento Winstrol, de compra fácil, sin recetas, en algunas farmacias dominicanas.

Catorce criollos dieron positivo a esta sustancia en las menores y, en un caso raro, varios “Grandes Ligas” fallaron en la prueba este año. Eso incluye a los lanzadores Ervin Santana, Jenrry Mejía y Aroldys Vizcaíno.